La microdermoabrasión con punta de diamante es una exfoliación mecánica que utilizamos para prevenir problemas en pieles jóvenes, así como para mejorar la apariencia en las pieles maduras, ya que promueve la regeneración celular y ayuda a mantener una piel saludable a cualquier edad.

Depositphotos_33844503_original

Beneficios del tratamiento:

Rejuvenece la piel:

  • Elimina las células muertas.
  • Renueva la epidermis.
  • Estimula la dermis.
  • Tonifica y proporciona un visible efecto lifting a la piel.
  • Estimula la renovación celular

Cuándo recomendamos un tratamiento con punta de diamante.

Está especialmente recomendada si  empiezas a notar que tu piel no es la que era, que aparecen las líneas de expresión o si notas alguno de estos síntomas:

• Líneas finas, arrugas.

• Manchas

• Puntos negros, acné.

• Cicatrices del Acné

• Piel gruesa

• Piel congestionada

• Poros dilatados

• Piel sin vitalidad, opaca.

Cómo realizamos el procedimiento.

La Microdermoabrasión se realiza mediante un sistema de vacío y  unas puntas de distintos tamaños que están recubiertas con partículas de diamante.

Deslizamos las puntas sobre la superficie a tratar y esto produce una exfoliación de las células muertas de la epidermis, que son aspiradas por el sistema de succión.

¿Es doloroso?

En absoluto, la microdermoabrasión con punta de diamante es un procedimiento indoloro, la sensación que sentirás es de un agradable masaje.

Una vez hayamos realizado la punta de diamante, dependiendo de la sensibilidad de cada piel, se puede apreciar un ligero enrojecimiento en la zona tratada, para lo cual aplicamos una mascarilla regeneradora que contiene principios activos calmantes.

Al finalizar la sesión puedes volver a tu rutina diaria con total normalidad. Siempre aplicamos protección solar después de cada tratamiento.

¿Cuanto tiempo dura el procedimiento?

La sesión completa dura 45 minutos aproximadamente, el tiempo que trabajaremos con la punta de diamante variará según las características de la zona a tratar, aunque normalmente la media es de unos 20 minutos.

Según las necesidades de tu piel, las sesiones se repetirán cada 7 ó 14 días, hasta un total de 6 a 10 sesiones, según la recomendación profesional y la evolución de la zona a tratar.

El mantenimiento posterior recomendado es de una sesión mensual o bimestral.

Cuidados en casa

Es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Utilizar SIEMPRE protección solar, aunque no vayas a la playa o a la piscina, o esté el día nublado. Este es un hábito que debemos adquirir cada día antes de salir de casa.
  • Evitar la exposición solar directa (playa, piscina, Rayos UVA…) mientras dure el tratamiento (6/10 sesiones), y una vez finalizado éste, durante al menos las 2 / 3 semanas posteriores, ya que es el tiempo aproximado que tarda en regenerar la epidermis.

Los resultados.

Los resultados son visibles desde la primera sesión. Notarás la piel mucho más suave, más homogénea y con más luminosidad.

Tras la tercera o cuarta sesión comenzaremos a obtener los resultados a los problemas específicos.