¿Qué es el Ácido Glicólico?

El ácido glicólico es un Alfa-hidroxiácido natural, procedente de la caña de azúcar. Es el AHA de tamaño molecular más pequeño por lo que es el más utilizado en cosmética. Esta característica favorece su penetración entre los espacios intercelulares de la capa córnea de la piel favoreciendo el desprendimiento de las células muertas. Aparece así una piel nueva, joven, tersa e hidratada, mejora extraordinariamente la textura y el tono. Además el ácido glicólico estimula la formación de colágeno y elastina y otras sustancias dérmicas ganando la piel en elasticidad y flexibilidad.

¿Cómo actúa?

  • El Ácido Glicólico favorece el desprendimiento natural de las células muertas acumuladas en la superfície cutánea.
  • Reequilibra el pH ácido de la piel.
  • Reestructura las capas dérmicas al estimular la formación de las sustancias que componen los espacios intercelulares aumentando así la capacidad de la piel de absorber y retener la humedad.
  • Después de su acción la piel queda en condiciones óptimas para la total absorción de principios activos en tratamientos adicionales potenciando así sus resultados.

¿Para quién está indicado?

Está indicado para todo tipo de pieles. Mejora el aspecto de las pieles secas y desvitalizadas, grasas, con arrugas, flácidas y con mal tono.

¿Cuántas sesiones de ácido glicólico son necesarias?

Cada persona es un mundo y cada piel responde de una forma diferente a la otra, por lo que realizaremos un estudio personalizado de tu caso. Normalmente se recomienda un mínimo de 6 sesiones iniciales. El intervalo de las mismas se valorará una vez analicemos la piel. El tiempo mínimo entre sesiones será de 3 días y el máximo de 10-15 días.

Procedimiento

Empezamos limpiando y desmaquillando tu piel con el producto adecuado para ti.
Después de limpiar es siempre fundamental aplicar un tónico que nos va a reestablecer el pH de la piel.
Con un suave pincel aplicamos el ácido glicólico en todo el rostro, cuello y escote.
Realizamos por todo el rostro, cuello y escote un agradable masaje que nos ayuda a la penetración de los principios activos de la ampolla de tratamiento, que elegiremos según las necesidades de tu piel.
Aplicamos una mascarilla específica según necesidades y tipo de piel.
Mediante unos agradables pases relajantes te aplicamos la hidratación que tu piel necesita.
Para proteger tu piel, terminamos el tratamiento con la aplicación de protección solar que no aporta nada de grasa y tiene una textura muy agradable.
Tratamiento con ácido glicólico
En Rocío Cesteros estamos acompañándote durante todo el tratamiento, en ningún momento te dejaremos solo/a en la cabina.
Durante los tiempos de exposición de las máscarillas, ácidos etc te obsequiamos con otro pequeño tratamiento para hacerte una espera más relajada si cabe.

Precauciones a tener en cuenta:

  • No se podrá aplicar este tratamiento hasta 24 horas después de la depilación, del afeitado o de la exposición al sol.
  • No se podrá aplicar el tratamiento si la piel presenta alguna herida o irritación.
  • Es obligatorio el uso de crema con protección solar durante todo el tratamiento ya que la piel se encuentra en estado de renovación, y de no seguir esta recomendación podrían aparecer zonas hiperpigmentadas debido a la exposición solar.
  • Mientras dura el tratamiento no se podrá realizar en casa ningún tipo de exfoliación y no se recomienda el uso de cremas que contengan retinol (Vitamina A)