Hidrata e ilumina tu piel

Fases del tratamiento:

Realizaremos una higiene totalmente personalizada según tu tipo de piel, con esto conseguiremos:

  • Eliminar las células muertas.
  • Minimizar poros.
  • Eliminar puntos negros e impurezas.
  • Ayudamos a que los principios activos de los cosméticos penetren mejor.
Después de limpiar es siempre fundamental aplicar un tónico que nos va a reestablecer el pH de la piel.

Con la exfoliación ayudamos al proceso natural de renovación celular de la piel mediante la eliminación de las células muertas de la epidermis, con lo que conseguiremos:

  • Mejorar el aspecto de la piel dañada.
  • Disminuir arrugas.
  • Mejorar cicatrices, marcas de acné o varicela.
  • Decolorar y mejorar manchas.

El velo de colágeno que utilizamos está formado únicamente de fibras de colágeno nativo, esto quiere decir:

  • Es el más similar al fisiológico.
  • Tiene propiedades para reducir las arrugas hasta un 30%
  • Disminuye las manchas cutáneas.
  • Cierra los poros.
  • Está indicado en el cuidado de la piel propiedades filmógenas e hidratantes:
    • Aumenta su grado de humedad.
  • Ejerce efecto tensor de la superfície cutánea:
    • Aumentar su elasticidad.
    • Los rasgos se rellenan.

Una vez transcurrido el tiempo de exposición del velo de colágeno, procederemos a:

  • Realizar un agradable masaje facial que nos ayudará a la penetración del sérum post-colágeno que aplicaremos por todo el rostro, cuello y escote.
  • Aplicamos contorno de ojos y realizamos masaje específico para esta zona, con lo que conseguiremos suavizar arruguitas y relajarte completamente.
  • Y para finalizar el tratamiento aplicamos una crema con colágeno que incluye protección solar.

Entre sus beneficios podemos destacar:

  • Rehidratación cutánea
  • Estimulación de la regeneración celular
  • Suavidad en la epidermis del rostro
  • Aumento de la turgencia
  • Aumento de la flexibilidad de la piel
  • Disminución de la profundidad de las arrugas
Velo de colágeno